La Habana, Cuba.-  Por más increíble que parezca, algunos pescadores cubanos han empezado a utilizar preservativos para pescar y llevar el alimento a sus hogares.
Esta nueva técnica se ha denominado ‘balloon fishing’, o lo que es lo mismo ‘pesca con globos’. Consiste en acoplar uno o varios preservativos, a modo de boya, para que el sedal quede suspendido sobre el agua y el viento lo arrastre a mayor distancia.

Con esta modalidad, los pescadores pueden llegar a tener sus cebos a casi 300 metros de la costa.

Tal y como explica la cadena NBC Miami, ante la falta de recursos para poder pescar lejos de la costa, donde se encuentran las grandes capturas, algunos cubanos idearon un tipo de boya fabricada con preservativos que les permite tener el cebo durante horas y horas alejado de la costa. “Nadie puede lanzar tan lejos a mano”, explica Ivan Muno, un pescador cubano que utiliza esta técnica.

“Es la forma más efectiva de pescar. Puedo dejar mi cebo sumergido durante toda la noche sin que se estropee el equipo”.

La mayoría de los pescadores que utilizan los condones para pescar, lo hacen para poder alimentar a sus familias, pero muchos otros optan por vender sus capturas para conseguir algunos dólares extra, ya que en la isla los salarios son mínimos.  

Además, este tipo de modalidad conlleva menos riesgo que la practicada por aquellos que se suben sobre un tubo o sobre bloques de espuma, otras dos modalidades –ilegales– que realizan algunos habitantes de la isla para subsistir.

La diferencia es que pescando con los preservativos no corre peligro el pescador, y tampoco es perseguido por la guardia costera. “Es eficiente y todo el mundo lo usa”, asegura Alex Romero, de la Federación de pescadores de La Habana Federation, a NBC Miami. “Esta modalidad muestra el ingenio de los cubanos para resolver problemas sin gastar apenas dinero”, finaliza.

Con información de NBC Miami