El fin de semana pasado, el histórico Río Grande, fue el escenario perfecto para la 32 Fiesta Nacional de la Trucha que en esta oportunidad coincidió con el noveno encuentro de pesca con mosca.  

Al menos unos 80 aficionados a la pesca se congregaron en los márgenes del río para disfrutar de esta pasión que día a día nos enamora y engancha a miles en el mundo.
Locales, nacionales y extranjeros se dieron cita durante las tres intensas jornadas que organizó el Instituto Fueguino de Turismo en conjunto con la Asociación Riograndense de pesca con mosca.
Además del torneo, se brindaron conferencias, clínicas y charlas informativas a cargo de importantes personalidades reconocidas en el ámbito de la pesca con mosca.

El armado de los señuelos fabricados con cuero de animales, plumas e hilos de colores (en reemplazo de la carnada común), la silenciosa espera en un inhóspito ambiente y la práctica del catch and release (captura y liberación) fueron los principales atractivos de este evento que posiciona a la pesca recreativa como un verdadero producto turístico tanto en su faz social como económica.

La zona norte de la provincia de Tierra del Fuego ha sido la elegida en esta oportunidad para el desarrollo de este evento turístico-deportivo que se realiza cada año en una provincia de la Patagonia y que despierta cada vez más más interés entre los pescadores y aficionados a la actividad.

Con información de mundod.lavoz.com.ar