Una de las técnicas más usadas para pescar en aguas profundas, como diques y escolleras, es la línea balancín, la cual se conforma de anzuelos separados entre 0.20 y 1.5 metros -esto según el gusto del pescador y el tamaño del arco de acero seleccionado-

Línea balancín FOTO: Aquipesca.com 

Una boya tipo zanahoria o cordobesa limitada por mostacillas y nudos corredizos que hace que uno le pueda variar la profundidad desde unos centímetros hasta varios metros, hasta encontrar la zona óptima de pesca de pejerrey.

Y por un mosqueton con esmerillon con un plomo en el que no hunda la boya pero la deje vertical, para que notemos el pique tanto descendente como ascendente.

 

Con información de Pescadordeportivo.com