Las arañas de mar suelen presentar un tamaño muy pequeño, rondando los 3 centímetros. Sin embargo, hay algunas excepciones, las cuales son difíciles de ver ya que habitan en las aguas más profundas. Esas llegan a medir casi medio metro.