Una de las mayores preocupaciones de los pescadores que recién se inician en la pesca desde embarcación es el mareo. Aunque parezca inevitable, puede prevenirse.
Es por eso que Big Fish te deja 10 consejos para contrarrestar y evitar los molestos mareos y poder disfrutar más de la salida a pescar.


Antes que nada, el mareo, según la wikipedia, es:

“Una sensación desagradable que afecta a ciertas personas al girar en repetidas ocasiones, al inclinarse o al levantarse de la silla o de la cama.

También puede desencadenarse por viajar en vehículos (el mal del navegante, movimiento de un barco o un viaje en auto). En estos casos, cuanto más intenso sea el movimiento, suele empeorar el malestar (un vaivén más intenso en un barco o una serie de curvas al circular por una carretera). En casos leves sólo existe una ligera sensación de náuseas, pero cuando el malestar es más severo hay problemas de equilibrio, vómitos,vértigo y pérdida de la coordinación.”

Para evitarlos, les recomiendo:

Evite pensar que se va a marear o que va a vomitar.

No coma demasiado antes de la salida, y descanse bien.

Contar con el respaldo de un médico, un día antes de la salida. Por lo regular se recomienda dramamine.

Tomar aire fresco el mayor tiempo posible, evitando meternos en lugares cerrados de la embarcación.

Si va a pasar la noche (o varias noches) en el barco, hay que ubicarse lo más cerca posible de la  línea de flotación de la embarcación, donde hay menos vaivén por el movimiento del mar.

Mantenga la mirada en el horizonte. Lo mejor es mirar puntos móviles que se desplacen en la lejanía. Además, use anteojos de sol y para el reflejo de la vista, para que no nos afecte tanto la visión el movimiento de la embarcación; y nunca mire el piso de la embarcación si siente que está comenzando a marearse.

Si es posible, dese un baño de agua fría. El agua fría estimula el riego sanguíneo y reactivo la circulación, despeja la mente y mientras se encuentra en el agua la vista y el oído dejaran de enviarle las sensaciones de mareo.

Algunos recomiendan las pulseras anti mareo, que actúen en nuestra muñeca aplicando un punto de presión, aunque al menos yo no puedo asegurar que funcionen.

Cuando comenzamos a sentir marearnos, dejar de encarnar, sacar piezas, etc., y refrescarnos la cara, al mismo tiempo que respirar profundo y relajarnos. Y aunque parece difícil, trate, antes y después de sentir los mareos, de mantenerse activo el mayor tiempo posible, siguiendo los consejos anteriores.

Suerte. Quizás esté entre la gente que no se marea al embarcarse.

 

Con información de pescadordeportivo.net