Su utilización puede parecer simple con el solo hecho de aplicar caña, línea y mosca. Pero, como todo, hay un chiste que seguir y su uso conlleva una técnica de lanzado que, dicho sea de paso, es muy fácil y rápido de aprender.

La línea -de entre 10 a 25 pies de longitud- está atada directamente a la punta de la caña y el tippet, que es un trozo de monofilamento utilizado para extender (o reparar) el líder (eslabón final en la presentación de una mosca en la pesca), al otro extremo de la línea.

Comparativamente con el lanzado tradicional, el lance aquí es, por lo general, un poco más lento y el golpe más corto.

Pero, ¿qué es Tenkara (palabra japonesa que significa literalmente 'desde el cielo')? Es un arte tradicional de pesca con mosca muy practicado en Japón y hasta hace relativamente poco tiempo desconocido en Occidente.

Esta técnica es prácticamente primo hermano de la pesca a la Allerana española o de la pesca a la Valsesiana italiana, técnicas donde lo que priva es la sencillez y simplicidad a la hora de colocar una artificial en el agua y conseguir engañar truchas.

En el caso concreto de Tenkara, este es un arte particularmente eficaz en arroyos de montaña, según el portal https://www.pirineosflyfishing.com/tenkara/. Y describe: La principal ventaja es su simplicidad, pero no es la única, sino muchas más: presentaciones delicadas, lances precisos, derivas más largas y un control prácticamente absoluto sobre la mosca entre otras muchas.

Su equipo

La caña es el elemento más distintivo y característico de Tenkara. Son cañas largas, telescópicas, ligeras y de acción suave y sensible. Las cañas Tenkara más habituales son de 12 pies, aunque el rango de medidas va de los 10 a los 14 pies y medio. Recogidas no ocupan más de 50 centímetros y pesan alrededor de los 90 gramos, lo que las hace ultraportátiles e ideal para excursiones.

Dicho de otro modo, su longitud en acción de pesca las hace perfectas para pescar en arroyos donde mantener la línea fuera del agua ofrece una ventaja significativa y en la que prácticamente no existe el dragado y, por tanto, las derivas son mucho mejores.

Foto: mendozaflyshop.com

“Al ser cañas telescópicas -narra el sitio especializado-, no existen los enchufes y, por tanto, la curvatura de la caña es más natural y la flexión más suave”.

Igual que en la pesca a mosca occidental, las cañas tienen diferentes acciones en función del grado de flexión. La empresa TenkaraUSA ha desarrollado y registrado un índice de acción Tenkara que advierte de manera bastante clara cuál es la acción de la caña.

¿Y con qué se come?

Este índice divide la caña en 10 partes y señala cuántas partes son rígidas y cuántas flexibles. Así que si hay una caña Tenkara cuya acción es 5:5, se sabrá que las cinco partes inferiores son rígidas y las cinco superiores son flexibles. Si la acción es 6:4, habrá seis partes rígidas y cuatro flexibles y así sucesivamente.

Tiene ciertas ventajas: fáciles de extender, presentaciones delicadas, muy fácil de montar y desmontar los aparejos, y muy alta durabilidad.

Pero también sus inconvenientes: Coger agua y, al lanzar, la expulsan para asustar a los peces; dependiendo del material del que estén hechos, pueden hundirse, y cuentan, y mucho, las condiciones de viento, que no son la mejor opción.

El tippet

Igual que en la pesca con mosca occidental, el tippet es el tramo de hilo (monofilamento o fluorocarbono) que une la mosca y la línea.

La función es exactamente la misma y, por tanto, se pueden usar los mismos hilos y los mismos grosores que se utilizan en la pesca con mosca occidental.