Descritos como 'una estructura geológica producida por una erupción que tiene lugar en el fondo marino y sin que la misma alcance la superficie del mar', los volcanes submarinos se forman 'cuando existe una fisura en el suelo oceánico por la que se pueden dar erupciones de magma'.

LEA TAMBIÉN: Video: Hallan tiburones ¡en volcán activo!

Igual que sus congéneres terrestres, un volcán sumarino 'debajo del mar' puede expulsar tanto magma (nombre que reciben las masas de rocas fundidas del interior de la Terra u otros planetas) como vapores y gases.

Se estima que hay miles de ellos activos en todo el mundo y se cree, con bases científicas, que expulsan aproximadamente el 75 por ciento del magma anual, además que las erupciones volcánicas submarinas 'contribuyen a crear nueva corteza terrestre'.

Es contrastante el dato revelado: mientras algunas versiones indican que hay 5 mil volcanes activos debajo del agua (además de otros tantos miles inactivos), de los cuales 'los más increíbles' se ubican a una profundidad de 2 mil 600 metros', otras refieren que 'puede haber hasta un millón de volcanes y valles, simas y cadenas montañosas'.

¿Cómo se forman?

La mayoría 'nace en zonas de alto movimiento tectónico de placas dorsales oceánicas, como por ejemplo: cuando las placas tectónicas se separan formando fisuras o fallas geológicas'.

También pueden nacer en medio de las placas, fenómeno conocido como vulcanismo intraplaca. Y, también, en zonas de subducción, que se producen al chocar dichas placas creando una fractura'.

Todas son zonas de la corteza terrestre que han quedado debilitadas y por donde la roca fundida ascenderá y fluirá hasta llegar a la superficie. La lava expulsada creará una nueva zona en el fondo marino y, con este fenómeno, se cubrirá alrededor del 80 por ciento de la corteza del planeta.

Foto: Pixabay

Uno de los casos más sonados, y recientes, tiene que ver con las erupciones de finales de 2011 que dieron lugar al nacimiento de este volcán submarino de la isla de El Hierro (Islas Canarias).

Su nombre oficial, Tagoro, significa recinto circular de piedras o lugar de reunión. 'La erupción potenció la actividad bacteriana. Los científicos descubrieron una nueva especie de bacteria, la Thiolava veneris (dentro de la clase Gammaproteobacteria)'.

LEA TAMBIÉNQué hacer en caso de tsunami, o maremoto

Es la primera bacteria asociada a la actividad del volcán. Se obtuvieron, por vez primera, registros acústicos de la zona realizados por un equipo de científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y del Instituto Oceanográfico de Canarias, formando parte del proyecto Vulcana.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse