Acreditada con las más altas especialidades físico-atléticas que la convierten en una consumada atleta de alto rendimiento, la sinaloense Karina Nieblas comparte lo que llama una experiencia increíble a su paso por el ahora muy en boga, Exatlón México TV Azteca.

La deportista, nativa de El Fuerte, pero radicada en Los Mochis, dos municipalidades separadas por 72 kilómetros y una hora de distancia en el norte de Sinaloa, no solo es una montañista y fondista especialista en medio maratones, sino una férrea practicante de wakeboard (esquí acuático), crossFit, gimnasia, karate, porristas y pesca deportiva.

Karina Nieblas, una atleta dotada de excepcionales facultades físico-atléticas. 

Es en esta última disciplina donde -inculcada por su padre, Manuel Nieblas, quien tiene un negocio de pesca y caza deportiva en El Fuerte, y su hermano José Manuel Nieblas- ha estado adentrada desde niña al poco tiempo de nacida el 20 de mayo de 1989.

Y la nominan al Exatlón México

Justo por su integral formación atlética, que empezó a pulir como atleta y luego como karateca, la dama decidió entrar al Exatlón México, la competición deportiva de alto rendimiento de mayor raigambre en el momento que organiza TV Azteca y en la que reconocidos deportistas ponen a prueba inteligencia, fuerza y coraje en busca de la victoria.

La fortense -eliminada el pasado 6 de diciembre- se integró al equipo Contendientes en el capítulo 53 de la tercera temporada que inició cuatro meses antes, el 19 agosto, con la participación de 41 atletas. Formalmente arrancó participación en octubre después de comenzar con los aspirantes.

'Fue una experiencia increíble', esboza. 'De él (Exatlón) me llevo muchas cosas como las amistades que hice, el poder competir con personas que son multimedallistas olímpicos y el poder darle batalla a tremendos atletas. Fue algo que sin duda lo repetiría'.

Especialista en pesca deportiva de lobina.

'Este año hice cosas que pensé que jamás me llegarían o se me presentaría la oportunidad de hacerlas tan pronto. Hice deportes nuevos como el MTB (ciclismo de montaña), snowboard, hice buceo y hasta me subí a un globo', escribió en su cuenta oficial de Facebook.

Añadió: 'Viajé a países nuevos, fui a festivales de música, subí montañas, corrí mucho, conocí gente increíble, conservé a mi gente increíble, me mudé de ciudad y entre a Exatlón, algo que aún no me la creo qué pasó. Fue un año de montaña rusa. 2019 GRACIAS POR TANTO, 2020 que seas mil veces mejor y que se siga quedando conmigo la gente que me motive a ser cada día mejor'. 

Su ejemplar participación -finalizada al cabo de 69 juegos- significó 28 victorias y 41 derrotas, pero con la satisfacción de dar lo mejor de sí en una competencia de alta exigencia física y mental.

Tras aparecerle por casualidad -reveló- la publicidad de la página oficial de Exatlón en su Instagram, no dudó en darle click y, al leer las reglas, optó por inscribirse, motivada por su capacidad atlética y las ganas de emprender una nueva aventura deportiva, incluso fuera de México, y en un reality show televisado en vivo y a todo color. 

La satisfacción que la justa le dejó tiene nombre y no es otro que el de competir internacionalmente bajo la playera de México y poder dar un primer match point en la batalla contra Brasil.

Aunque por el momento fuera de la competición, no descarta regresar a la aventura del Exatlón. 'Estaría increíble poder regresar, uno nunca sabe, a veces la reglas cambian en el mismo juego y nada es imposible y, si así fuera el caso, yo estaría encantada de poder regresar'.

Narra que la competición es muy demandante a pesar de que 'tal vez en pantalla' pueda verse distinto.

'Es muy demandante, tal vez en pantalla no se ve así porque es muy diferente el verlo que el vivirlo y las condiciones en las que compites no son las más aptas para deportistas de alto rendimiento, ya que no comes bien, la higiene es mínima y el clima es súper cambiante y extremista'.

No obstante la carencia de patrocinadores que puedan respaldarla en un ambicioso 2020, la fortense traza dos de sus objetivos para este naciente año, como correr sus primeros 42 kilómetros (maratón) y escalar la que es considerada la cima más alta de México: el pico de Orizaba.

'De momento no (cuento con patrocinadores), pero estaría increíble poder contar con ellos'

Otro de sus sueños es empezar a participar en torneos de pesca deportiva, rama que practica igualmente con entrega absoluta y pasión familiar, y que buscará añadir a su -de por sí formidable- currículum deportivo.

Nieblas llegó a vivir un tiempo en Guadalajara y regresó a Los Mochis con planes de volver a la 'perla tapatía'. Usualmente a su natal El Fuerte va los fines de semana o, como dice, 'cada que tengo oportunidad'.

Especialista en pesca de lobina, su ejemplar más grande capturado por ella hasta el momento es de siete libras en un pasatiempo que -confiesa- es más de amateur y por hobby.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse