La dinastía Schobert -máxima triunfadora de la edición 2015 de los torneos Big Fish de EL DEBATE tanto de Topolobampo como de Mazatlán- viene dispuesta a refrendar lo que hace tres años conquistó en las dos plazas dentro del segmento de la premiación especial.

"Ya estamos apuntados", suelta, festivo, Herman Schobert, uno de los integrantes de la familia que, desde su entrada a uno de los torneos de la especialidad más importantes en el noroeste del país, como es el Big Fish, ha escalado al podio, siempre con la misma tripulación, la misma cohesión y el mismo positivismo, como él mismo lo llama.

"Siempre, como familia, hemos jalado parejo", agrega Herman, un experimentado pescador que heredó de su padre, José Eduardo Schobert, la pasión por el mar y sus especies.

Al Big Fish con marca internacional: 5.11

El equipo de pescadores mazatlecos, que, como el año pasado es patrocinado por una marca internacional (5.11, fabricante estadounidense de uniformes y vestimenta policial con sede en Irvine), competirá del 8 al 10 de junio en el Club Náutico en lo que será la edición 27 del certamen de pesca deportiva más consolidado en el país.

Los Schobert están 'más que puestos'

La dinastía Schobert está más que puesta, como siempre, y lo hará con la mentalidad ganadora, igual como siempre. Los hermanos Herman y Víctor, así como los también parientes Alfonso y Adrián Pellegrin, forman parte de la extensa lista de equipos inscritos que hasta hoy contabilizan 51 de cara a la edición 26 del Torneo Big Fish de Topolobampo, cuya celebración está más que descontada para este fin de semana entre el 16 y 18 de junio.

En 2015, los Schobert ganaron primeramente en junio el Premio Especial en marlin (pieza: 316.45 libras) bajo la representación del equipo Los Chivos y, cinco meses después, en Mazatlán, igual el de marlin (pieza: 282.80 libras), pero con el equipo CSI Tactical and Balistic, en una temporada que resultó de ensueño.

Aunque ahora en unión con 5.11, Herman volverá a ir con su inseparable hermano Víctor, el famoso 'Capitán Tragedias', así como por Alfonso y Adrián Pellegrini, quienes ya confirmaron su asistencia, motivados por la jugosa premiación, la seriedad con que EL DEBATE organiza el torneo y el calor humano que lo caracteriza.

Una dinastía con sabor a mar

La familia Schobert, que ha sido un ganador fiel y consistente en el Torneo Big Fish, finca su éxito en la cohesión y positivimismo de sus integrantes Los Schobert traen en sus tuétanos el raigambre por los peces y los mares.

Pieza clave en la embarcación ha sido siempre Víctor, un capitán mazatleco de raigambre muy conocido por estos lares y que, gracias a su oficio y tacto, ha aportado para escalar lo más alto del podio.

Aspecto de la ceremonia de inauguración en 2017.

Este año, los Schobert no han tenido participación en torneos, pero su animación por competir está por las nubes, dispuestos a repetir títulos en una celebración en la que todos los años asumen con gran compromiso.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse